Reservas
(+569) 6775 9894
Whatsapp
(+569) 9934 6398
Valparaíso y Viña del Mar

Una singular excursión que le permitirá descubrir variados rincones de la ciudad puerto Valparaíso declarado Patrimonio de la Humanidad y uno de los balnearios más importantes del litoral central de Chile, Viña del Mar. Duración aproximada 8 horas de tour privado y exclusivo para usted(es). Inicio y término en su hotel o lugar de alojamiento en Santiago.

La excursión se inicia tomando la ruta “del Pacífico” cruzando dos hermosos valles ubicados en el corazón de la cordillera de la costa que deberemos atravesar para llegar hasta la ciudad de Valparaíso. En el primer valle “Curacaví” consideramos una detención para degustar los famosos “dulces chilenos de Curacaví y la chicha de uva”, en el segundo valle “Casablanca”, tendremos una bella panorámica de los distintos viñedos que han hecho famoso a este valle. El viaje hasta Valparaíso nos tomará aproximadamente 1½ hora. Llegamos a la ciudad puerto entrando por la Av. Argentina que nos permitirá visualizar un característico mercado ubicado en esta avenida y el edificio del Congreso Nacional, continuamos por el plano de la ciudad reconociendo algunas construcciones muy antiguas de arquitectura tipo “románico” , Teatro Municipal, Catedral, Club De la Unión, Biblioteca Pública, Avenida Brasil, Avenida Francia para de este lugar empezar un viaje hacia el mayor atractivo de la ciudad sus cerros y construcciones que parecen sostenerse solas en el aire y pegadas unas a otras con variados y llamativos colores, vamos conociendo la ciudad desde sus alturas serpenteando por Avenida Alemania hasta llegar a la famosa casa “la Sebastiana”, una de las residencias del premio Novel de Literatura Pablo Neruda. Tiempo libre para conocer sus jardines y la casa museo si así lo desean. Luego continuamos recorriendo cerros y disfrutando de espectaculares panorámicas del Océano Pacífico, para luego bajar por antiguas calles empedradas al plano de la ciudad, acercarnos al Muelle Prat, Plaza Sotomayor y si el tiempo y ánimo lo permite, vivir una grata experiencia subiendo en uno de los característicos ascensores que remontan los cerros porteños y que datan de 1883.

Su conductor guía le puede sugerir algún lugar donde almorzar y disfrutar de nuestros famosos “frutos de mar y pescado” y para ello hay tiempo suficiente, para ya luego en la tarde, se continúe el recorrido para conocer la “Ciudad Jardín”, Viña del Mar, uno de los más importantes balnearios de nuestro litoral central y sede del Festival de la Canción Internacional, que anualmente trae a famosos artistas al escenario de La Quinta Vergara, lugar que conoceremos si el acceso ese día está permitido. Nos dirigiremos al emblema de la ciudad y donde no podrá faltar una foto para el recuerdo, en el “reloj de Flores, donado por la colonia Suiza cuando Chile cumplió 100 años de independencia. También tendremos la oportunidad de conocer un “Moai” estatua gigante de piedra volcánica, proveniente de Isla de Pascua y la única genuina que se encuentra en el continente. Por cierto no faltara la posibilidad de pisar la arena en alguna de las playas de la ciudad y aprender que de pacífico nuestro mar no tiene mucho.